Una hoja de vida tachable

Alfredo Bocanegra Varón, aspirante a la alcaldía de Ibagué, se caracteriza por ser un político camaleónico. Se ha puesto la camiseta vargasllerista, la santista y la del Partido Conservador, en donde es considerado la más fiel representación de lentejismo. Es un politiquero tradicional y su vida se ha destacado por toda clase de escándalos. Ha sido objeto de innumerables críticas que van desde no tener un título de bachiller auténtico hasta ser abordado en la calle por alguien que dice que no le ha pagado 20 millones de pesos que le prestó para una campaña.

De hecho, un escándalo protagonizado cuando se desempeñaba como Director de la Aeronáutica Civil lo tumbó del cargo. Bocanegra Debió renunciar luego de un enfrentamiento con el general Juan Carlos Ramírez, a cargo de la seguridad operacional de los vuelos del país. Según esta versión el director le pidió que modificara el protocolo aeroportuario que tendría la visita del papa Francisco en Colombia y le exigió firmar un cambio de última hora para permitir el porte de armas en los vuelos internos del papa Francisco, que eran de carácter comercial.

El entonces director de la Aerocivil fue denunciado por el general además por hacer politiquería y nombrar en por lo menos 12 puestos claves a personas que venían con la venia del Congreso y sin ninguna experiencia en seguridad aérea. En los 15 meses que duró como director de la Aerocivil tuvo que enfrentar el accidente del equipo de fútbol brasileño Chapecoense, que dejó 70 muertos, en medio de la crisis aeroportuaria que se vivió a finales del 2016 por fallas técnicas en la operación de los controladores aéreos.

Desde su nombramiento se desató una lluvia de críticas en su contra por su cercanía con el gobernador Oscar Barreto y nombrado en Aerocivil por la influencia de Germán Vargas Lleras. El sindicato aeronáutico le reprochó su falta de experiencia en materia de aviación. Este abogado ibaguereño ha sido entre otras cosas, concejal de su ciudad, secretario de Gobierno del Tolima, gerente de la empresa de Acueducto y Alcantarillado de su municipio, Representante a la Cámara por el partido conservador en el periodo 2010-2014 y vicepresidente jurídico de la Agencia Nacional de Infraestuctura ANI.

Alfredo Bocanegra fue acusado por Pablo Bustos, de la Red Nacional de Veedurías, por usar un avión de Aerocivil para ir con su familia a un partido de la Selección Colombia en Barranquilla para las eliminatorias al mundial Rusia 2018. Según esta denuncia habría cometido los delitos de peculado, tráfico de influencias y abuso de autoridad.

En su gestión como gerente de la empresa de acueducto de Ibagué, Ibal, Alfredo Bocanegra Varón, dejó un saldo en rojo causado por una extraña negligencia en el recaudo y de forma poco responsable evadió el tema de la forma en que se debían hacer los cobros de facturas, los cuales bajaron sustancialmente debido a los inconvenientes de los ciudadanos que no podían pagar porque no existían convenios con los bancos como sucedía en los otros servicios públicos.
Y en materia de contratación Bocanegra puso su granito de arena en la descapitalización de Ibal cuando adelantó “Estudios hidrológico y geotécnico de la cuenca, sistema de captación, desarenador y línea de conducción de aguas crudas del Acueducto Complementario” por un valor inicial, $ 232.434.709,00, pero terminó adicionando $75.138.999 con lo cual costó en total. $307.573.708.

Las quejas ciudadanas se volvieron incluso un chiste popular según el cual en Ibagué no se podía pagar el agua porque al gerente no le interesaba recaudar fondos ya que se la pasaba buscando otros fondos con los jóvenes que frecuentaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *